El cineasta Spike Lee, los New York Yankees o Billie Eilish son factores que explican por qué las gorras de New Era han cumplido un siglo pasando con éxito del deporte profesional a las cabezas de medio mundo.

Octubre de 1996. El cineasta Spike Lee quería acudir al estadio con una gorra con el logo de su equipo, los New York Yankees, que disputaban las finales. Lee, un fan de las gorras de béisbol y un hombre consciente de la importancia de cada gesto, no tenía ninguna que hiciera juego con la chaqueta de color rojo que planeaba lucir para la ocasión, así que decidió hablar directamente con los responsables de New Era. La compañía tenía la licencia de los productos de la liga de béisbol y sus responsables tuvieron que pedir permiso al dueño de los Yankees para crear por primera vez un producto oficial que no se restringiera a los colores distintivos de cada equipo; en este caso, el azul y el gris. El presidente aceptó y Spike Lee acudió al estadio con la gorra roja 59FIFTY, desatando la locura entre los millones de aficionados que quisieron replicar la rupturista propuesta del director de Haz lo que debas en sus propios feudos. Lo que pasó después, el nacimiento de la mercadotecnia moderna, cambiaría para siempre la historia de la moda y el deporte.

Spike Lee, el día en que puso de moda la gorra roja sin pretenderlo.
Spike Lee, el día en que puso de moda la gorra roja sin pretenderlo. Foto: Getty
 

“Esa gorra se convirtió en un icono casi de la noche a la mañana. Provocó un aumento de peticiones en tiendas que solicitaban gorras rojas de los Yankees, luego amarillas y después en otros colores. Ese momento marcó el comienzo de una nueva tendencia”, confiesa Chris Koch, actual consejero delegado de New Era y bisnieto del fundador.

Hoy las gorras conjugan un fenómeno social dentro y fuera de las canchas y New Era presume de un catálogo repleto de colores, estilos, tejidos y logotipos diferentes. La compañía celebra su centenario este 2020 con cerca de 75 millones de gorras vendidas anualmente, 385 tiendas en todo el mundo y acuerdos de colaboración con las principales ligas profesionales estadounidenses (NBA o NFL, entre otras). “La gorra ha pasado de ser un accesorio a una categoría de moda en sí misma”, sostiene Koch. La alianza con Lee ha dado paso en los últimos años a colaboraciones con Billie Eilish o Travis Scott y firmas de moda urbana como BornxRaised y Fear of God. Para esta firma que Ehrhardt Koch fundó en 1920 con el dinero que le prestó su hermana, el límite hoy es el mismo que para cualquier bateador de los Yankees cuando golpea la pelota: el cielo.