Tras ser dominado por el pitcheo de Leones del Caracas en gran parte del encuentro, Caribes de Anzoátegui reaccionó en los momentos oportunos para ganar con marcador de 3-2, en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, y tomar ventaja de 2-1 en la semifinal.

Willians Astudillo y Luis Jiménez fueron los encargados de conectar los batazos que definieron el encuentro. El primero sacudió un cuadrangular de dos carreras en el séptimo y el segundo se apuntó un elevado de sacrificio en el octavo, que terminó siendo la diferencia en el cerrado duelo.
Alexander Palma llevó al plato la primera rayita del Caracas en la cuarta entrada, gracias a rodado al cuadro que movió desde la antesala a Ramón Cabrera. Tres innings después, Leobaldo Piña puso la segunda de los melenudos en la pizarra con fuerte doble al center.
En la baja de ese mismo episodio Caribes reaccionó, con Tomás Telis en circulación, el utility Astudillo sacudió cuadrangular por el jardín izquierdo para empatar las acciones 2-2. Los indígenas tendrían la oportunidad de irse arriba en el marcador en el octavo, luego que Niuman Romero y René Reyes se colocaran en posición anotadora, con doblete y sencillo.
Tras ser dominado Balbino Fuenmayor, con ponche de Wilfredo Ledezma, vendría entonces el turno de Jiménez, quien tenía el destino del partido en sus manos, situación que se materializó al elevarla hacia los predios de Palma en el left y así permitir el avance de Romero hacia el home plate.
En el séptimo, una proverbial atrapaba de Astudillo en el jardín izquierdo, de espaldas al plato, ante un largo batazo de Gregorio Petit, evitó que el Caracas hiciera más daño.
Leones intentó complicar la victoria aborigen en la novena entrada, luego que Palma fuera golpeado por el debutante Nick Struck. El corredor luego avanzó a segunda por un wild pitch del relevista de los anzoatiguenses.
Sin embargo, el norteamericano no perdió la calma y se recuperó en gran forma al ponchar de manera consecutiva a los dos últimos bateadores que enfrentó.
“Mi intención no fue sacarla del parque, sino poner la bola en juego”, confesó Astudillo, después del partido: “Al final conseguimos el batazo. Fue un juego peleado, emocionante, nunca bajamos la guardia y esa, sin duda, fue la clave de todo. Ahora queda ganar estos dos partidos que nos quedan en casa y para hacerlo debemos seguir jugando de la misma manera”.
FL
Fuente: LVBP